¿Y qué le pasó a la mamá de Luis Miguel?

Ha sido la mofa colectiva de las últimas semanas, y aunque aún no sabemos el desenlace de esta triste historia, la famosa serie ya nos dio las pistas que necesitábamos los ávidos espectadores.
La broma deja entonces de dar risa: la Depresión Postparto es sufrida por MILES de mujeres en el mundo, y puede tener consecuencias devastadoras para ellas y para sus familias cuando se le calla.

Que el furor mediático sirva para visibilizar una verdad innegable: La madre de un bebé, primero, segundo, tercer bebé, necesita ser cuidada y protegida. Las depresiones no son fortuitas, hay que mirar el entorno, en qué lugar se encuentra el padre (que no tiene que ser un Luisito Rey por cierto, hay hombres muy agradables que simplemente no saben cómo ayudar a su pareja), de dónde es que proviene tanta soledad y cómo es que las familias y las sociedades algunas veces fallamos al proveer este sostén.

¡Pide ayuda!… hoy el tema se va reconociendo más, y aunque hay mucho todavía por hacer y hablar, se sabe por ejemplo que una mujer puede tomar medicamentos para estabilizar su salud mental y al mismo tiempo amamantar a su hijo o hija. Una de las cosas que más asusta a las mujeres y más las desmotiva para hablar de la depresión es pensar que van a ser separadas de sus bebés o que van a ser obligadas a terminar con su lactancia.

Esto NO tiene por qué ser así. ¡Habla con un profesional de la salud mental! ¡No estás sola!

Por Fabiola Villa Schefer

Si tienes depresión o ansiedad en el Postparto, NO HAGAS LO SIGUIENTE:

  1. Pensar que va a desaparecer por sí sola
  2. Pensártela en pedir ayuda
  3. Desperdiciar tiempo valioso sintiéndote culpable
  4. Pensar que ser madre es siempre sentirse así
  5. Dejar que tu ansiedad, pánico, tristeza, confusión, te definan
  6. Dudar de tus habilidades para ser una buena madre
  7. Pensar que tus pensamientos son demasiado malos para contarlos (por favor, habla de ellos con alguien)
  8. Saltarte las comidas, aunque no tengas hambre
  9. Subestimar el poder sanador de las relaciones de calidad que tienes con quienes te rodean y que quieres

Fuente: Postpartum Stress Center