La depresión durante el postparto es truculenta. Inunda tu mente de pensamientos negativos y de dudas sobre ti misma. Te convence de que no tienes remedio, de que no tienes habilidades para maternar o de que eres una persona débil. La depresión te hace además creer que no puedes hacer nada para remediarla y te convence de quedarte en casa y no buscar ayuda. Y así se instala y va creciendo cada vez más. La depresión es nefasta.

Si eres una mamá con depresión o ansiedad, entonces leer esto hará que te sientas fastidiada. ¡Lee esto rápido! antes de que la depresión te haga sentir mal por sentirte fastidiada, o de que te haga sentir mal por estar leyendo cosas en el internet en lugar de prepararle al bebé su papilla orgánica de lágrimas de unicornio azul.

Estas son las 19 cosas que debes saber sobre la depresión en el postparto (y que la depresión no quiere que sepas)

1) No eres una persona débil. La depresión es una condición parecida a una enfermedad y no es tu culpa tenerla, si es que la tienes.

2) Puedes ser una buena mamá incluso si hay días en que te sientes triste, ansiosa, o simplemente terrible.

3) La depresión postnatal es mucho más común de lo que la gente cree, y afecta a una de cada 10 mujeres. No estás sola.

4) Las dificultades emocionales en el postparto pueden presentarse de diversas maneras. Solo porque estás de pie y haciéndote cargo no significa que no necesites tanta ayuda como la mamá que no puede salirse de la cama. El sufrimiento es sufrimiento, ya sea que esté oculto o a la vista de todos.

5) Tu bebé no recordará haberte visto llorar. Tu bebé estará muy bien.

6) Te haces cargo de tu bebé aunque te sientas fatal, y hay que sentirse orgullosa de hacerlo de todos modos.

7) Si tu bebé está contento, saludable y preferment bien, estás haciendo un trabajo maravilloso.

8) Vas a tratar de convencerte a ti misma de que no estás enferma y de que mas bien eres una mala mamá. Esto NO ES CIERTO. Es la depresión la que habla cuando piensas eso. Dile que se calle.

9) En algún punto puede ser que te preocupe haberte vuelto loca. Pero no es cierto, no estás loca. La gente verdaderamente loca no cree que está loca, cree que está cuerda!

10) Las dificultades emocionales en el postparto no discriminan, le pueden pasar a cualquier persona. Las mamás que trabajan, las amas de casa, a los papás, a las estrellas de cine, a todo mundo…

11) NO tienes por qué estar avergonzada. La depresión es una enfermedad y no la elegiste.

12) NO debes sentirte culpable por tener depresión en el postparto… ¿acaso te sentirías culpable de contraer alguna enfermedad física?

13) Hablar de ello AYUDA MUCHO. Hay evidencia científica muy significativa que demuestra que las personas que d¡sufren dificultades emocionales en el postparto mejor rápido con ayuda. Busca un grupo de ayuda, consejería, o psicoterapia. Habla con tu familia y con tus amigos.

14) Si tomas medicamento, no significa que eres débil. Un diabético no dudaría en tomar insulina. Los antidepresivos no cambian tu personalidad, pero pueden ayudarte a regresar hacia esa persona que eras antes de que te sintieras enferma.

15) Está muy bien que seas gentil contigo misma. Toma descansos cuando lo necesites en lugar de reprocharte lo que haces mal. Felicítate por hacer las cosas bien: felicítate por levantarte, vestirte y cuidar a tu bebé, es una gran batalla librada cuando se tiene depresión postparto.

16) Hasta las personas que no está deprimidas piensan que la maternidad es muy difícil. Eres mucho más fuerte de lo que piensas.

17) El que no estés disfrutando todos los momentos ahora no quiere decir que no disfrutas a tu bebé.

18) VAS A SOBREVIVIR. Ask como sobreviviste ayer, y el día anterior y el día anterior.

19) Was cosas que temes que pasarían: ¿Qué pasaría si…..? (mi bebé se cayera por la ventana, por ejemplo). Lo más probable es que estos pensamientos NUNCA SE HARÁN REALIDAD. La depresión planta las semillas de duda en la mente. No las nutras y no crecerán.

Fuente original (traducida y editada) : http://stolensleep.com