Muchas mujeres embarazadas notarán que durante la gestación de su bebé, su cabello se ve con más vida. Gracias a las hormonas del embarazo, y sobre todo a las variaciones en el estrógeno, la mayoría de las mujeres en esta etapa tienen el cabello más grueso y brillante, y quizás hasta la misma textura del cabello ha cambiado un poco (si eras china, te vuelves más lacia durante el embarazo, o viceversa).

Cuando el bebé nace y las hormonas empiezan a normalizarse, puf! esta maravillosa cabellera deja de estar tan radiante. Algunas mujeres se alarman muchísimo, pues sienten que se empiezan a quedar calvas. Pero no, no te vas a quedar calva; de hecho, es solamente una etapa. Esta parte del postparto es bastante común.

En el ciclo natural del crecimiento del cabello, hay pérdida de pelo todos los días, aunque no nos demos cuenta. Durante el embarazo, los altos niveles de estrógeno “congelan” el ciclo del cabello y hace que permanezca en su estado de “crecimiento” todo el tiempo. El resultado es que el cabello que normalmente se caería se queda en tu cabeza, entonces se ve mucho más abundante y voluminoso.

Durante el postparto los niveles de estrógenos decaen, lo que significa que el cabello vuelve a su ritmo normal de caída. Todo el cabello que no se había caído como en su ciclo normal, se caerá en este periodo. Este periodo de caída de pelo comenzará al segundo o tercer mes después de dar a luz, y durará generalmente hasta el sexto mes; sin embargo, hay algunas mujeres que reportan que se les cayó durante un año completo después del parto.

La caída del cabello en el postparto no se debe necesariamente a una falta de vitaminas, ni mucho menos a la lactancia; generalmente se debe a la permanencia de hormonas del embarazo que necesitan tiempo para volver a normalizarse.

Durante la fase de caída del cabello en el postparto, será común ver grandes mechas de pelo en tus manos, cuando te cepilles o durante el baño. Aunque lo general es que el cabello se caiga de todas las áreas de la cabeza, las mujeres lo notan más en “las entradas” , y ahí es justamente en donde se empiezan a notar también pelitos muy chiquitos que empiezan a nacer.

La pérdida de cabello en el postparto es muy frustrante para todas las mujeres, especialmente para las que estaban muy enamoradas de su brillante cabellera del embarazo. Lo que es importante recordar es que casi todas las mujeres pasarán por este proceso, así que no estás sola.

Para hacer la caída del cabello en el potparto un poco más fácil, te damos estas sugerencias:

Para mantener tu cabello lo más saludable posible, respeta su textura natural, es decir, déjalo lacio si es lacio, y déjate tus chinos naturales si eres china. No uses planchas, rizadores, tubos calientes ni bases durante este periodo. Si usas mucho la secadora u otros aparatos, dañarás tu cabello y se verá aún más delgado y opaco. Si eres naturalmente de cabello rizado, trabaja con el volumen aplicando un poco de mousse. Si tienes el cabello muy lacio, hazte un corte en capas desiguales que te de volumen.

Cuida mucho tu cabello durante su “otoño”. No uses demasiado shampoo, ni te cepilles demasiado tampoco. Esos excesos pueden causar que el cabello se reseque o que se partan las puntas. Tener el cabello dañado durante el postparto hará las cosas peores. Protege tu cabello y utiliza los menos cosméticos y químicos posibles.

Usar mucho shampoo hace que pierdas los aceites naturales de tu cabello y te causa resequedad. Si tu cabello está muy reseco, lávalo con menos frecuencia para que su aceite natural lo humecte; si tienes el cabello grasoso, date un shampoo extra para que quede más limpio, pero de cualquier manera evita lavar tu cabello todos los días, porque en el postparto sí tiende a resecarse más que en otros momentos.

Cepillar demasiado tu cabello, puede generar un exceso de fricción que provoca que se se partan las puntas. Las puntas partidas dan la apariencia de un cabello mucho más delgado. Cepíllate solamente en la mañana y en la noche, y evita hacerlo cuando tu cabello esté mojado, ya que está más frágil y puede romperse con más facilidad.

Aunque no lo creas, envolverte el cabello mojado con una toalla puede debilitar aun más la línea de nacimiento de cabello. Las “entradas” serán mucho mas evidentes si te envuelves en un “turbante”.

¿Qué es, entrances, lo mejor para el cabello mojado, frágil? Ponte un poco del acondicionador que no se enjuaga y espera a que el cabello se haya secado naturalmente. Una vez que esté seco, péinalo con un buen peine de dientes gruesos. Mientras más suave es el peine, más gentil es con tu cabellera.

Una excelente manera de mantener saludable tu cabello es con masajes en el cuero cabelludo. Por qué? Massager el cuero cabelludo estimula los folículos y promueve un crecimiento más rápido. Puedes usar aceite de almendras para el masaje, los nutrientes que contiene son muy importantes para la salud de tu cabello. Masajear el cuero cabelludo previene la caída en parte, y además deja el pelo brillante y con una apariencia saludable.

Para ver resultados efectivos, masajes tu cuero cabelludo con aceite de almendra tibio una o dos veces al día. También pon un poco en las puntas para evitar que se quiebren.

La Biotina es especialmente importante para la salud del cabello en el postparto porque participa en la sintetización de las proteins del cabello como es la keratin. La falta de Biotina ester asociada con la caída del cabello y con las uñas y el pelo quebradizos. Para mantener tu cabellera saludable, include biotin en tu dieta.

Si no amamantas a tu bebé, es importante consumir 30 miligramos de Biotina diariamente. Si amamantas, hay que elevar la cantidad a 35 miligramos por día. Como la Biotina es soluble en agua, no se excreta a través de la leche materna sino que que se excreta a través de la orina. Es perfectamente compatible con la lactancia (http://www.e-lactancia.org)

Para incluir la Biotina en tu “kit” del postparto puedes probar lo siguiente:

* Toma de 30 a 35 miligramos diarios para evitar la caída el cabello, consumiendo alimentos que sean ricos en esta vitamina o tomando suplementos (consulta con tu médico la ingesta de cualquier suplemento alimenticio). Una dieta equilibrada generalmente no requiere la ingesta de ningún suplemento.

* aunque no hay evidencia sobre esto, puedes utilizar shampoos a base de Biotina para fortificar tu cabello

La Biotina no es solamente una gran aliada para el cabello, sino que es excelente para digerir mejor los carbohidratos, grasas y proteínas, convirtiendo la comida en energía. En los bebés, por ejemplo, se ha encontrado que la biotina es muy buena para tratar la costra láctea. Puedes encontrar biotina en las yemas de los huevos, en la levadura de cerveza, en las nueces, frijoles, plátanos, coliflor, granos enteros y en los champiñones, por poner algunos ejemplos. Los alimentos procesados suelen alterar los contenidos de biotina, por lo que es mejor consumiremos frescos. Si crees que tienes deficiencia de biotina, habla con tu médico acerca de tomar un suplemento, y consulta también a un nutriólogo que pueda ayudarte a realizar una dieta más equilibrada.

La levadura de cerveza contiene biotina, riboflavina, tiamina, niacina, y ácido fólico entre otras sustancias que fortalecen tu cabello. Esto no quiere decir que tienes que remojar tu cabello en cerveza todos los días, pero puedes incorporar más fuentes de levadura de cerveza en tu dieta, o puedes hacerte una mascarilla casera para el cabello.

La levadura de cerveza la puedes consumir en sopas o salsas, en la ensalada, o mezclarla con el puré de papa. También es rica espolvoreada sobre las palomitas. No tiene ningún riesgo para la lactancia ( http://www.e-lactancia.org)

Aquí los ingredientes para una mascarilla casera para el cabello:

1 cuchara de levadura de cerveza fresca

2 cucharadas de infusión herbal de ortiga

1 taza de agua

1 huevo

Cómo hacer y usar:

Cuando tengas los ingredientes, hierve el agua y agrega la infusión de ortiga. Deja enfriar y

mezcla el huevo con la levadura. Agrega la mezcla al agua con la infusión y bate lentamente. Espera a que quede tibia, NUNCA PONGAS AGUA HIRVIENDO SOBRE TU CUERO CABELLUDO!!

Aplica la mezcla sobre el cuero cabelludo son suavidad, y sobre todo el cabello hasta las puntas. Deja descansar por 30-45 minutos y enjuaga con agua tibia y abundante.

Es posible que durante tu embarazo te hayas dejado el cabello largo, por lo bien que se veía. En el postparto, si tu cabello se cae y/o está debilitado, es mejor que te lo cortes. Mientras más corto, menos pesado es el cabello, y no se cae con tanta facilidad.

Como la caída del cabello en el postparto afecta la línea de crecimiento del cabello, un corte con capas, o algo con más volumen, disimulará mejor las molestas “entradas”.

Es posible que tu cabello nunca se verá de nuevo tan maravilloso como cuando estabas embarazada (quizás en un embarazo futuro) pero seguro volverá a verse como normalmente se veía. Dale tiempo, la pérdida del cabello en el postparto puede ser una verdadera pesadilla, pero es una situación completamente normal. Intenta no estresarte demasiado, porque el estrés lo que hace el fomentar la caída del cabello. Mejor disfruta esta etapa con tu bebecito y toma en cuenta los tips que te sugerimos aquí 🙂

Fuente original en ingles: babygaga