* No todas estas técnicas están comprobadas científicamente. Este mailing es únicamente informativo, y es muy importante que
consultes con tu doctor antes de tomar cualquier acción o decisión

Te estas acercando a la fecha probable del parto o puede que la hayas
pasado ya. Has terminado el curso de preparación al parto hace
tiempo; has planchado toda la ropa del bebé y te encuentras abriendo
su cajón cada momento por si te inspiras;  has limpiado la casa y has
cambiado la posición del sofá 5 veces para ver que estaba mejor como antes; has congelado mucha comida por si pasa una legión por tu casa  y ya no sabes que más hacer..  

Y lo peor es que la gente (incluso la que no conoces tanto) te dice
repetitivamente: ¿pero no has tenido a tu bebé todavía?

¿Te suena?

Empezamos con los métodos que perecen ser los más eficaces:

Relajarse– lo primero y lo más importante.

Tiene mucho sentido- Queremos mantener niveles bajos de adrenalina  y altos de oxitocina y las técnicas de relajación y meditación pueden
ayudar. La respiración abdominal juega un papel importante en la
relajación.

¿Funciona? 
Más de lo que parece. pero si no te ha funcionado para la
inducción, no pasa nada, la relajación tiene muchas ventajas.

¿Es seguro?
 totalmente

¿Cómo y cuándo? 
Cuando y cuanto quieras. Existen muchos métodos desde un simple baño caliente hasta la hipnosis. Lo suyo sería practicarlo durante el embarazo con alguien que te guíe.

Infusión con hojas de frambuesa– la frambuesa es uterotónica,
quiere decir que aumenta el tono muscular de útero

¿Cómo y cuánto? 
Janet Balaskas en su libro ¨Parto Activo¨ recomienda beber unos 3 vasos de infusión diarias durante las últimas semanas del embarazo.

¿Es seguro? 
Sí. Si se toma a partir de las 36 semanas.

¿Funciona? 
Pues en realidad la frambuesa no sirve para inducir el parto
directamente, sino para conseguir que las contracciones sean mas
armónicas y con un ritmo estable para facilitar el parto.

La actividad física 
como andar, nadar o yoga- El movimiento genera movimiento. Ojalá
fuera una frase mía pero Einstein lo dijo primero. Y si lo dice él, será
verdad. Caminar utiliza la gravedad para ayudar a
que el bebé se coloque en la posición idonea para el parto.

¿Es seguro? 
Sí. 

Pero si tienes la bolsa rota, no te metas en la piscina pública para inducir las contracciones. Ya, ya sé que no lo ibas a hacer.  

El sexo,
o mejor aún- ¡tener orgasmos!- Este es el metodo mas divertido de
todos. Actúa por varios medios: la actividad sexual puede estimular al útero y generar contracciones; hacer el amor libera grandes cantidades de la hormona del amor- la oxitocina;  y el semen contiene
prostaglandinas que relajan los tejidos, entre ellos el cuello del utero.

¿Cómo y cuánto? 
A esta altura el sexo es mas fácil decir que hacer… pero con un poco de creatividad y un camisón sexy (¡pero si no nos queda ninguno!) se
puede echar un buen rato en pareja, o sola que tambien vale.

¿Es seguro? 
Si. Pero no si tienes la bolsa rota o sangras.

¿Funciona?- 
evidencia científica no tiene.  ¡¿pero para que la queremos?!

Estimular los pezones – La estimulación del pecho libera oxitocina (necesaria no solo para el parto sino para la secreción de la leche materna también.) 

¿Funciona? 
¡Sí! Por fin algo comprobado científicamente para la inducción.Se ha relacionado con el inicio del parto espontáneo en 72 horas.

¿Es seguro? Sí. Ademas se ha demostrado que esta relacionado con 
menor incidencia de hemorragia postparto. Curioso, ¿no? Hay que
decir que no se ha comprobado la seguridad que tiene en mujeres de alto riesgo.

Acupuntura– Esa técnica de la medicina china tradicional se cree que
funciona por varias vías red actuación: la estimulación del útero,  los
cambios hormonales y  la regulación del sistema nervioso.

¿Es seguro? 
Los pocos estudios que hay indican que es una técnica segura. No tiene efectos teratogénicos y con raros efectos adversos o complicaciones.
Aún así durante el embarazo hay que practicarlo con cautela y evitar la acupuntura en el primer trimestre.

¿Funciona? No existe suficiente evidencia científica pero se trata de
cientos de años de experiencia de acupuntura en embarazadas y
parturientas.

¿Cuándo y cómo?
Se debe acudir a un profesional con experiencia en acupuntura para
las embarazadas. Son necesarias normalmente dos o tres sesiones con diferentes intervalos en función de las semanas de gestación en las
que nos encontramos. El parto se iniciará en 24-72 horas normalmente.

Homeopatía– La homeopatía implica el uso de sustancias muy diluidas que provocarían síntomas en su forma no diluida.

¿Funciona?
 No esta científicamente demostrado pero se utiliza desde hace años y
con buenos resultados y satisfacción de las usuarias.

¿Qué y cómo? Lo mas utilizado para este próposito es el Caulophyllum. Hay diferentes pautas de la dosis que podrían ser recomendadas para el parto.  Lo suyo sería consultar un homeópata profesional para
personalizar el tratamiento.

Stripping o maniobra de Hamilton– No diría que es de una técnica
natural. Se trata de un despegamiento de las membranas del cuello uterino con el tacto vaginal que hace el ginecólogo o la partera. 
Esta técnica causa con frecuencia malestar o dolor, sangrado y
contracciones irregulares. Haciéndola de forma rutinaria a partir de
la semana 38 acorta la duracion del embarazo, pero no aporta ningún beneficio comprobado. Pero podría ser útil antes de recurrir a la
inducción médica.

¿Funciona? La liberación de las prostaglandinas puede desencadenar el parto en 48 horas, sobre todo si el cuello esta ya maduro.

¡Ojo! Esta maniobra debe ser realizada con el consentimiento de la madre!    Extraído de: https://partoactivoblog.wordpress.com/2016/01/15/guia-completa-de-la-induccion-con-metodos-naturales/