Hola señoritas hermosas, se que no soy muy comunicativa pues me emociono mucho al tratar de expresarme, y siento una deuda pendiente con ustedes, no saben lo agradecida que estoy por haber logrado encontrarlas…. me esta ganando la emoción y eso que no las estoy viendo!!!

Desde niña me di cuenta que quería ser mamá y conforme fui creciendo ese «tema» me fascino mas, cada día más. Creo que es el tema que mas me atraía, así que buscaba y buscaba información, ya en la adolescencia «conocí» el paro acuático y me encanto, poco después conocí a Frederick Leboyer y me identifique con él, con lo que escribió y su trabajo me encanto y me dio mas fuerza a mi deseo, mas confianza en lo que creía. Muchas personas me tiraban de loca y tonta (hasta obstetras), pues les decía que no quería la episiotomía, ni anestesia, que quería parir en agua….

Y hubo un tiempo de depresión en el que pensé que no podría ser mamá… me aleje del «tema», ya no leí, ya no investigue… fui mamá de mis perrhijos…. hasta que por asares del destino estudie el diplomado de Estimulación temprana y ahí de nuevo (y por fortuna) se reviso el tema desde la concepción y tooooodo lo que yo creía tenia sustento científico, (la estimulación prenatal, el colecho, el método canguro, el apego…) eso me recargo de nuevo y me llene de mas confianza, pero bueno era teoría… al confirmar mi embarazo las encontré (aunque debo confesar que las busque desde mucho antes, pues quería ser doula), al embarazarme y de nuevo mencionar que quería parir en agua y en casa de nuevo llegaron los comentarios desalentadores, solo que ahora hice oídos sordos, peeero me di cuenta que Willy también recibiría esos comentarios y el no tenia el sustento teórico que tenia yo, así que lo invite al curso para que estuviera en mi mismo canal y se diera cuenta que mis ocurrencias no eran del todo absurdas y que era posible hacerlo.

Al asistir al curso me hicieron sentir acompañada y me ayudaron a hacerme mas sorda a esos comentarios negativos, me dieron seguridad y fuerza, pues encontré personas que estaban «trabajando» en lo que siempre soñé realizar y creen en los valores que yo creo.

En verdad las estimo muchísimo pues ustedes me recomendaron a Roberto, y gracias a ustedes me acompaño Nayeli y de ahí conocí a Franki… todo ese maravilloso equipo que nos asistió, gracias por colaborar y ayudarme a que el nacimiento de Isabella fuera mas hermoso de lo que soñé, Gracias por su labor, gracias por sus sonrisas, gracias por su espacio, gracias por amar lo que hacen… Gracias por darle mas luz y mas color a mi existencia…

Fanny Fitz
mamá de Isabella